La sangría en una bebida refrescante originaria de españa. Consiste en vino, fruta picada, endulzante y algún licor. Existen muchas combinaciones y tipos de sangría, es por eso que hoy te enseñaremos a crear tu sangría ideal con los ingredientes que más te gusten.

Paso 1: La base

El vino es el ingrediente más importante de la sangría. Elige tu favorito. Puede ser: vino tinto (Carlo Rossi Fruity Red, Carlo Rossi Frescato, Carlo Rossi California Reds), vino blanco (Carlo Rossi California White) o vino rosado (Carlo Rossi California Rose white). Para una jarra de de dos litros, la recomendación es utilizar 750 ml de vino.

Paso 2: Fruta

La fruta es lo que le dará el sabor a nuestra sangría. Puedes elegir entre frutos rojos, melón, mandarina, manzana, kiwi y duraznos. Elige las frutas que más te gusten.

Paso 3: Licor

El licor convierte a la sangría en una bebida con graduación alta de alcohol. Así que si deseas una bebida más familiar, puedes omitirlo. Sin embargo, la receta original lleva licor.

Se puede elegir entre brandy o triple sec. Con una o dos onzas es suficiente.

Paso 4: jugo

El jugo le dará a tu sangría ese sabor aún más frutal. Puede ser jugo de naranja, jugo de uva, granada o limón.

También se puede sustituir por agua carbonatada. El agua simple no se recomienda tanto puesto que el sabor de las frutas tarda mucho en impregnarse. Al contrario del agua gasificada, en donde el sabor de las frutas se fija con mayor rapidez.

Paso 5: endulzante

Para endulzar puedes agregar azúcar, sustituto de azúcar o miel.

Adicionales

Mezcladores: agregar té de limón, limonada, soda de limón o gingered.

Cítricos: agregar limón o naranja.

Especias: agregar canela.

 

Ahora sólo elige tus ingredientes favoritos y listo. Así harás la sangría ideal para ti.

 

Si realizas tu sangría ideal no olvides tomarle una foto y compartirla en nuestro Facebook e Instagram. Visita nuestro blog. tenemos grandes sorpresas para ti.

Deja un Comentario