Ideal para adentrarse al mundo de los vinos, el vino afrutado es perfecto para paladares que buscan nuevas experiencias.

¿Qué es un vino afrutado?

Como su nombre lo indica, es un vino que evoca notas frutales, además de la uva. Los expertos se refieren a este tipo de vino como: vinos afrutados, que sería el término correcto. Aunque tú los puedes llamar como más te guste.

Melocotón, pera, manzana, grosella, albaricoque, frambuesa, cereza, fresa, ciruela o moras, son algunas de las frutas más comunes que le dan un sabor y olor único al vino.

¿Por qué elegir un vino afrutado?

Elegante, ligero y acidez equilibrada, son algunas de las características de un vino afrutado. Es importante no confundirlos con los vinos dulces, un vino afrutado puede ser o no ser dulce.

¿Cómo detectar un vino afrutado?

Se puede detectar sólo con el aroma, pero depende de cada persona. Lo mejor es probarlo,  y contestarte ¿a qué frutas te recuerda su sabor? puedes entrenar un poco tus sentidos para lograrlo.

¿Con qué maridar?

Carnes frías y quesos en una tarde de amigos es la mezcla ideal. El vino afrutado es muy versátil, tanto por su aroma como su sabor. Por esta razón queda perfecto con sabores neutros o incluso comidas ligeras.

¿Qué vino afrutado es el ideal para mí?

Con una combinación única de frutos que deleitan al paladar, Carlo Rossi Frescato es un vino afrutado ideal para cualquier ocasión.

Si buscas experiencias vibrantes, Carlo Rossi Red es el vino afrutado para ti. Logra transformar un momento cualquiera en toda una experiencia gracias a sus notas de frutos rojos.    

Una botella es un universo de matices, aromas, colores y sabores que se mezclan para crear una experiencia en cada trago.

 

¿Se te antojó un vino afrutado? Visita nuestro blog para saber más acerca del vino. Compártenos tu experiencia con Carlo Rossi en Facebook e Instagram.

 

Comments
  • Avatar
    Rafael Sanchez
    Responder

    Excelente informacion

Deja un Comentario