Estamos en la época del año más romántica, el amor se siente en el aire y es la temporada perfecta para enamorarse del vino, o en todo caso, reconectarse con él.

Carlo Rossi es ideal para crear momentos especiales, es por eso que hoy te damos aún más razones para que el amor por el vino esté siempre en tu corazón.

 

Experiencia sensorial

El vino es un alimento para el alma, es toda una obra de arte. Por eso en el mundo del vino a veces puedes encontrarte con un sin fin de reglas, lo que en realidad muchas veces resulta un tanto difícil. El vino se trata de disfrutar, de relajarse, es por eso que te invitamos a dejar de pensar y comenzar a sentir.

Cerrar los ojos y sentir el sabor, la textura, el tacto y el aroma resulta toda una experiencia.

 

Un aliado en la cocina

El vino no sólo es bueno acompañando la comida, también le da un toque único a algunos platillos. Al usarlo como ingrediente protagonista en algunas recetas, el vino crea sabores únicos y especiales.

Algunos platillos que puedes preparar con vino son: res al vino tinto, pechugas de pollo con salsa de vino blanco y queso roquefort, albóndigas al vino tinto y camarones en salsa de jitomate.

 

Postres inolvidables

Un postre hecho con vino, siempre será un aperitivo original. Si lo que quieres es sorprender a tus amigos, familiares o pareja, es el ingrediente perfecto. El vino queda especialmente bien con chocolate, cupcakes o pasteles, pero esa es una combinación muy común, si lo que buscas es algo diferente te recomendamos probarlo en otro tipo de postres que tal vez nunca hubieras imaginado como: gelatina, paletas, nieve, tartas y más.

Así que ya lo sabes, estas son sólo algunas de las razones para enamorarse del vino, coméntanos cuál es tu favorita. Si quieres conocer más recetas como esta, te invitamos a visitar nuestro blog y seguirnos en nuestras redes sociales Facebook e Instagram.

Comments
  • Avatar
    Katherine
    Responder

    Quiero saber si la gelatina de prepara con vino o solo es separado?

Deja un Comentario