La michelada es una bebida legendaria de México y surgió en los años 40 y definió una nueva manera de beber cerveza. Esta mezcla de salsas picantes transformó a la cerveza en lo que hoy se conoce como michelada.

Son perfectas para cualquier fiesta o para incluso solo para pasar un buen momento con tus amigos. Y por supuesto, ideal para una tarde calurosa.

Actualmente existen una gran variedad de sabores de esta bebida y una de ellas es la michelada de vino tinto ¿se te antoja? ¡Sigue estos pasos y prepárate una refrescante sangrichela! Esto es lo que necesitas:

TIEMPO: 25 minutos

 

INGREDIENTES:

  • 60 mililitros de Carlo Rossi Frescato
  • 80 mililitros de jugo de tomate para micheladas
  • 1 cerveza clara u obscura
  • 1 cucharada de jugo sazonador
  • 2 cucharadas de salsa Inglesa
  • 2 limones
  • Sal
  • Chile en polvo
  • Hielo

PREPARACIÓN:

  1. Escarchar un tarro con sal y chile en polvo.
  2. Servir en el tarro cubos de hielo, jugo de limón, las salsas, el clamato y mezclar
  3. Agregar la cerveza a llenar solo ¾ partes del tarro y mezclar ligeramente.
  4. Servir Carlo Rossi Frescato y, por último, agregar el bastón de jicama con chile en polvo.

Cuéntanos, ¿se te antojó nuestra sangrichela? ¡Queremos escucharte! síguenos en Facebook e Instagram y compártenos tu experiencia. No olvides visitar nuestro blog, encontrarás recetas con vino que seguro te encantarán.

Deja un Comentario